Inconvenientes y Limitaciones del Láser para el Tratamiento de Varices

A pesar de que el Nd-YAG es el láser elegido, el coeficiente de absorción de la hemoglobina (nuestro heater) sigue siendo bajo.

Esto significa que se aprovecha sólo un pequeña parte de la energía luminosa suministrada, lo que obliga a utilizar energías muy altas que hacen el tratamiento más molesto y pueden provocar lesiones por daño térmico de la piel.

Además, limita la posibilidad de tratar vasos de más de 4 centímetros de diámetro.

Inconvenientes y Limitaciones del Láser para el Tratamiento de Varices

La alternativa clásica para mitigar este inconveniente es utilizar cualquiera de los diferentes sistemas de enfriamiento de la piel, bien geles fríos, chorro de aire a 4ºC o cristal refrigerado en contacto con la piel. Esto mejora la tolerancia y previene de posibles lesiones en la superficie de la piel por daño térmico, pero sigue sin evitar el techo de los 4 mm de diámetro de las venas.

Lo ideal sería mejorar el coeficiente de absorción de la hemoglobina para este tipo de láser.

Esta es la línea de investigación actual y es lo que ha conseguido Instituto Médico Láser con la llamada Terapia Fotodinámica de Varices.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here