Las varices se producen por una alteración de las válvulas venosas, que son unos dispositivos situados dentro de la luz de la vena en forma de un doble nido de golondrina que permite el flujo unidireccional de la sangre en dirección al retorno cardíaco y, a su vez, impide el reflujo de esta sangre a la periferia (reflujo venoso retrógrado).

Válvulas venosasImagen macroscópica
de una válvula venosa» Ampliar
Válvulas venosasVálvula venosa» Ampliar






¿Desea conocer qué tratamiento es el más adecuado para tratar sus varices? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here